Compartir

Científicos japoneses relizaron una investigación y hallaron que la saliva y heces de animales portan un patógeno peligroso que infecta el tracto digestivo.

De acuerdo con una investigación de científicos japoneses, la saliva y las heces de mascotas contienen una bacteria relacionada con la aparición de cáncer de estómago.

La Universidad de Kitasato realizó un estudio y halló que la saliva y los desechos de perros y gatos pueden portar la bacteria Helicobacter Heimanni, que infecta el tracto digestivo, inflama el estómago, provoca reflujo, dolor abdominal superior e indigestión.

PUBLICIDAD

Además, dicho patógeno puede provocar cáncer de malta gástrico, pulmonar y hepático. Al menos 70 por ciento de las personas que fueron analizadas resultaron portadoras de esta bacteria y gran parte de ellas suele besar a sus mascotasregularmente.

El jefe del estudio, Masahiko Nakamura, destacó que la bacteria llega al organismo de los animales cuando suelen lamerse el recto, donde quedan rastros de heces que pasan directamente a su saliva y al sistema digestivo.

Los doctores a cargo de dicha investigación hacen las siguientes recomendaciones:

  • Evitar ser lamido por un animal; perro o gato
  • No besar a un animal cerca del hocico
  • No usar objetos que hayan sido utilizados por animales
  • No desechar excrementos de animales sin guantes
  • Evita besar a alguien infectado con esta bacteria

Con información de Debate y Am.

Anuncios

Comentarios

Comentarios