Compartir

Asesinó a su esposa, dos hijas, madre y padrastro. Acababa de salir de un centro de rehabilitación de adicciones.

Luego de asesinar con un cuchillo a cinco integrantes de su familia, su pareja, sus dos hijas, a su madre y a su padrastro, Brandon, un joven de 25 años, durmió con los cinco cadáveres de su familia, para después entregarse a la Policía de Nuevo León.

PUBLICIDAD

De acuerdo con medios como Debateel joven se encontraba bajo los efectos de alguna droga durante el homicidio múltiple que cometió durante la noche para después quedarse en el mismo domicilio a dormir.

Según relató un vecino de la colonia Mirador de San Antonio, en el municipio de Juárez, al joven lo vieron a las 9 de la mañana del otro día lleno de sangre por lo que, al extrañarles, se le preguntó si se encontraba bien, a lo que solo se limitó a responder que iría a comprar el desayuno.

Los reportes de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León indican que Brandon acababa de salir de un centro de rehabilitación contra adicción; no obstante, parece que esto no fue suficiente porque siempre se le veía bajo los efectos de alguna sustancia.

El caso extrañó a los colonos porque algunos dijeron que al joven nunca se le vio que peleara con su pareja; sin embargo, indicaron que sí había tenido problemas con otras personas, incluida su hermana, quien aseguran también suele ser agresiva con las personas.

Actualmente ya se encuentra en manos de las autoridades, luego de que él mismo se entregara, y espera una sentencia por el homicidio múltiple.

Comentarios

Comentarios