Compartir

El Chef Bernabé Soto es originario del mágico pueblo de Tlatlauquitepec, lugar en el que aprendió bajo el consejo y recetas familiares otorgadas por su Sra. Madre Mercedes Luz la preparación del tradicional chile en nogada, misma que ofrece en agosto y septiembre de cada año a los miles de comensales del Restaurante Soto Bistro en tierras tapatías, lugar en donde ha recibido infinidad de felicitaciones por tan exquisita preparación.

«Yo siempre estuve enamorado de esta receta, recuerdo a mi tía Lucía, que era monja y de quién probé los mejores chiles en nogada, así que comencé a estudiar sobre ellos, trato de que todos los ingredientes vengan de origen, en especial el queso fresco de cabra y las frutas que lleva el relleno», señaló a la periodista de Reforma Wendy Pérez durante la entrevista y opinión en la que enalteció el trabajo de Bernabé.

La Ruleta sostuvo una plática vía telefónica con Bernabé, en la cual manifestó estar agradecido por los consejos y recetas familiares, pues lo mantienen cerca de su tierra natal, Tlatlauquitepec.

PUBLICIDAD

Wendy Pérez / Reforma

Chiles en nogada Soto Bistro

Ingredientes

  • Chile:
  • 1 kilo de carne de res picada finamente
  • 1 kilo de carne de cerdo picada finamente
  • 10 gramos de canela (una rama)
  • 1 kilo 200 gramos de jitomate saladet asado y molido
  • 600 gramos de pera de leche picada
  • 500 gramos de manzana panochera picada
  • 500 gramos de durazno criollo picado
  • 500 gramos de plátano macho picado
  • 100 gramos de pasitas
  • 100 gramos de acitrón (biznaga) picado
  • 100 gramos de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto
  • 100 gramos de piñón rosado
  • 40 gramos de almendra fileteada y tostada
  • 15 chiles poblanos grandes
    Salsa:
    +150 gramos de nuez de Castilla fresca
  • 100 gramos de queso fresco de cabra
  • 300 mililitros de leche
  • 2 onzas de jerez seco

Montaje:
+Granada roja y perejil fresco al gusto .

Preparación
Chile: Poner una cacerola al fuego con aceite, freír la cebolla y agregar las dos carnes y dejar cocinar de modo que no queden bolitas. Añadir la canela y el jitomate molido. Dejar cocinar 10 minutos y adicionar toda la fruta picada, mover con una palita de madera hasta el fondo de la cazuela para que no se pegue. Vaciar azúcar, sal y pimienta y dejar cocinar hasta que quede seco. Retirar del fuego y agregar los piñones y la almendra, dejar enfriar y rellenar los chiles poblanos. Salsa: Poner en la licuadora nuez de Castilla fresca, queso fresco de cabra, la leche y el jerez seco. Licuar de modo que no quede tan molida, con consistencia tersa, dejar reposar una o dos horas mínimo en el refrigerador antes de usarla. Montaje: Servir sobre el chile y poner encima la granada roja y el perejil fresco.

Anuncios

Comentarios

Comentarios