Compartir

Adán Tolentino se extravió en la década de 1990, cuando acompañó a su padre a trabajar a la Central de Abasto de la Ciudad de México, 30 años después logró reencontrarse con su familia.

Tras perder a su padre de vista, el entonces menor de edad comenzó a caminar y días después comenzó a vender chicles en la calle hasta que una familia originaria de Veracruz lo apoyó y lo hospedó, con lo que consiguió estudiar la primaria.

PUBLICIDAD

Adán vivió en Poza Rica todo este tiempo, pero nunca olvidó a su familia; por ello, el pasado 10 de junio pidió apoyo a las autoridades para buscarla.

Desde hace varios años me decía mi esposa: ‘vamos a buscarlos’. Yo mandé una solicitud diciendo que estaba buscando mi familia entonces al otro día me fui a trabajar y mi esposa me dijo: ‘te paso el número de teléfono para que marques porque ellos te van a ayudar a buscar a tu familia’, ya hablé por teléfono, di mis datos, dije que andaba buscando a mi familia”, manifestó Adán en entrevista telefónica.

Tras una búsqueda que consistió en análisis de información y cruce de bases de datos con más de 10 mil posibles coincidencias, se logró contactar a una de las hermanas de Adán, quien reconoció la historia del extravío en la Central de Abasto.

Adán, quien ahora radica en LolotlaHidalgo, viajó a Toluca para reencontrarse con su familia en las instalaciones de la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de México.

Comentarios

Comentarios