Compartir

Antiguamente estas bellas y calidad tierras fueron habitadas y trabajadas por tribus Totonacas, comerciando con otros asentamientos circunvecinos de cultura Nahua y Otomí, recibían pieles y piedras talladas a cambio de artículos elaborados con cáñamo, bejuco y granos, antes de ser sometido por la Hueytlatocayotl, “Triple Alianza de Guerra” (México-Texcoco-Tlacopan), se dedicaban al cultivo, trueque y veneración a sus dioses, no eran guerreros, por tal razón se cree que no hubo violencia al momento de ser sometidos.

Al llegar los españoles, esta región estaba muy habitada, era uno de los principales pasos comerciales, con pequeñas “guarniciones” representantes de la triple alianza, pero no contaba con una milicia suficiente para evitar o retrasar el paso de los conquistadores, al contrario de la triple alianza, los españoles si generaron violencia, al tiempo que los evangelizadores destruían los centros ceremoniales y obligaban a erigir los centros de culto del catolicismo.

Posteriormente a mediados del siglo XVI se establecieron los encomendadores, mismos que continuaron inculcando la doctrina religiosa y las costumbres de la servidumbre europea, este sistema hizo que las familias se terminaran de separar, llevando a los niños y mujeres a servir en diferentes centros encomenderos y a los hombres a servir en los cuarteles y caballerizas, así como en minas y en la construcción de conventos y parroquias por toda la región.

Actualmente es un municipio rico en flora, fauna y artesanía, en es hermoso lugar aún puedes apreciar la antigua vestimenta de manta, los terrenos de siembra labrados con las manos y la elaboración de atarrayas de cáñamo, cestas y sombreros de bejuco, así como gamarras para equinos, también es reconocida esta tierra por ser ideal para muchas especies de ganado ovino, porcino y avícola.

Definitivamente es un lugar donde puedes disfrutar de sus vestigios prehispánicos, su gastronomía es amplia, pero las acamayas son el platillo por excelencia, así como el dulce de jamomcillo y el tepache. Lugar de gran atractivo y cálido calima, lugar de tradiciones y mucha, pero mucha historia.

Comentarios

Comentarios