Compartir
Fotos: Angel Nochebuena

Tlatlauquitepec en definitiva cuenta con espacios atractivos para aquellos aventureros que gustan del contacto directo con la naturaleza, este pueblo tiene de todo, cascadas, ríos, cañones, bosques y por supuesto, cuevas, aunque son varias, hoy les platicaremos sobre la que se encuentra en la comunidad de Tepehican, allá por el lado poniente de las faldas del gran cerro cabezón.

Ubicada a escasos 20 minutos de la cabecera municipal (en vehículo, dos horas a pie), se encuentra una de las cuevas más visitadas por turistas, esto se debe a su no complicado acceso, se le conoce conoce como la Cueva de Tepehican, esta es una formación natural cavernosa a la cual también se le reconoce como el yacimiento de Tepehican, esto se debe a que desde sus entrañas nace y corre un arroyo que se origina a una profundidad de 300 metros aproximadamente.

Fotos: Angel Nochebuena

Se cree que esta cueva sirvió como fuente de abastecimiento del preciado líquido y vivienda para las primeras culturas que se establecieron en esta zona durante la época prehispánica, considerando los especialistas que por las características de vivienda y los glifos encontrados en las paredes de la cueva, se puede tratar de la primer cultura que llegó, los Olmecas, mientras otros más creen que fueron los Totonacas los primeros en tomar estas tierras por allá del año 200 d.c.

PUBLICIDAD

Cabe mencionar que aunque la cueva sufrió múltiples daños y perdió muchísimos glifos por buscadores de tesoros según ocultos por el señor Olinteutli tras la llegada de los españoles o por hacendados en tiempos de la revolución , hoy en día aún sigue conservando un poco del paso del hombre y su historia por la región, cabe también mencionar que en toda la periferia que circunda la cueva, trabajadores del campo han encontrado infinidad de restos de piedras talladas que evocan a alguna deidad de creencia prehispánica.

Comentarios

Comentarios