Guadalupe-Reyes en Tlatlauqui

Por muchos es conocido este maratón, que no es deportivo, es el maratón de los bebedores asiduos, pocos lo resisten, pero muchos lo intentan en todo México.

En Tlatlauquitepec ese maratón ya cambio desde hace muchos años, ahora es más un conjunto de actividades entre amigos, trabajadores, familias y religiosos.

La línea de salida inicia el 12 de Diciembre con la llegada de los peregrinos que fueron a la Basílica de Guadalupe, se les recibe con alimentos, pirotecnia, misa y bebidas.

La carrera continua con los ya famosos convivios pre navideños, aquí es donde trabajadores, profesores y alumnos realizan una actividad donde comparten la mesa con algún platillo, se intercambian regalos, bailan y beben.

En la tercer etapa de este maratón, se le da paso del 16 al 23 a las posadas, donde los chicos cantan villancicos, piden posada, rompen la piñata y cenan algún antojito mexicano, mientras los mayores bailan y beben.

El 24 y 25 se torna más familiar, se continúa con la tradicional cena, se entregan regalos a la familia, se baila y se bebe, algunos hacen una escala de descanso el 25.

Del 26 al 30 se continúa con el festejo, algunos rezagados hacen su convivio de fin de año, comen, bailan y beben.

Ya muy cerca de la meta, el 31 de Diciembre, todos los participantes recargan baterías, comestibles, pero sobre todo bebidas, saben que esa noche será larga y nadie desea quedarse sin participar en la cena, baile y bebida.

Muchos valientes continúan festejando todo el día 1 de Enero, todos están ya muy agotados el día 2, ya no hay muchos centavos para llegar a la meta, pero como buenos Mexicanos, poblanos y sobre todo, Tlatlauquenses, consiguen fuerzas para llegar al final de la carrera, el día 6 de Enero, día de Reyes.

Los valientes que llegan a la meta, llegan muy gastados, trasnochados, casi sin poder sostenerse en pie, pero llegan sonrientes, sus estómagos soportaron las comilonas, sus piernas los bailes, sus hígados las bebidas, sus ojos las desveladas, sus brazos el peso de las copas, y sus familias los soportaron a ellos.

Así es el maratón Guadalupe-Reyes en Tlatlauquitepec.

¿Te animas a participar?

 

0

Comentarios

Comentarios