Compartir
Foto. Pedro Avila

Uno de los enormes placeres y que actualmente se considera un lujo, es poder sumergirse en aguas limpias y cristalinas, la contaminación generada por nosotros mismos se encarga de ir desapareciendo bosques, ríos, mares y demás manifestaciones de la naturaleza.

Tlatlauquitepec aún puede presumir el hecho de contar con muchas bondades que nos brinda el planeta, cerca de la cabecera municipal, por allá por Huaxtla y en dirección al cerro cabezón se encuentra el manantial de Xiliaco, el cual se abastece de las aguas que bajan de forma subterránea del mismo cerro, es un caudal que da vida a la enorme variedad de flora y fauna, que sigue siendo un lugar limpio, tocado y disfrutado por el hombre, pero conservado por los habitantes del lugar.

Es un espacio preferente de las familias tlatlauquenses en épocas de calor, también las parejas acuden a disfrutar este lugar, muchos simplemente acuden para recostarse en el verde pasto, disfrutar los sonidos del campo, el trinar de las aves y el murmullo del agua para así tomar un rato de relajación y continuar con su día.

PUBLICIDAD

Cuéntanos, ¿Has visitado esta poza de agua en Tlatlauquitepec?

Comentarios

Comentarios