Compartir

Las dos líneas de investigación actuales en torno al caso del secuestro y muerte del joven Norberto Ronquillo, cuyo cuerpo fue hallado el pasado lunes en una zona de la alcaldía Xochimilco, incluyen indagaciones alrededor de un miembro de su familia y un amigo suyo.

De acuerdo con agentes de la Fiscalía Antisecuestro, la primera línea apunta a una posible banda delictiva que se dedica al secuestro de estudiantes con un perfil idéntico al del chihuahuense.

La segunda línea tiene relación con “alguien” cercano al entorno del joven Norberto, por lo que se trataría de una persona allegada o un familiar que pudo orquestar todo el crimen.

PUBLICIDAD

En el caso de Norberto Ronquillo, asentado en la carpeta de investigación FCIH/UI-1C/D/00100/06-2019, se destaca que hay inconsistencias en los horarios posteriores al plagio y a la narrativa de hechos porque apenas 15 minutos después del secuestro del joven se comunicaron con la familia para pedir el millonario rescate.

A los especialistas les llama la atención que los secuestradores nunca mandaran la denominada “prueba de vida”, es decir, una fotografía o video que demostrara que Norberto seguía con vida y en su compañía.

Los familiares del joven Norberto aseguraron que la negociación con los secuestradores se realizó vía WhatsApp y que en algún momento sólo escucharon un “tía, tía, por favor ayúdame, soy yo, Norberto”.

Otra inconsistencia que trata de esclarecerse es por qué la familia solicitó la intervención de las autoridades capitalinas y después rechazaron la ayuda bajo el argumento de que ellos solucionarían el problema.

Debido a esto no se descarta que se vuelva a entrevistar a las personas con quienes el joven chihuahuense convivía más.

Además, se ha dado a conocer que el joven estudiante de mercadotecnia pudo haber estado en cautiverio en un domicilio ubicado en la misma colonia donde lo secuestraron.

Anuncios

Comentarios

Comentarios