Compartir

Muchos han sido los héroes que a dado Tlatlauquitepec a México, han defendido y ofrendado su vida en aras de la libertad y soberanía del territorio nacional durante los periodos de guerra que han azotado al país. México ha sido invadido en distintas ocasiones, desde las culturas prehispanicas que defendieron su tierra en la conquista y hasta la intervención francesa, que fue un conflicto armado entre México y Francia comprendido en los años 1862 y 1867, misma que se generó después de que el gobierno mexicano, encabezado por Benito Juárez, anunciara la suspensión de los pagos de la deuda externa en 1861, en respuesta, Francia, Reino Unido y España formaron una alianza por la Convención de Londres y anunciaron su intención de enviar tropas a México. El gobierno de ese país derogó la Ley de Suspensión de Pagos, pero la alianza no cejó en su plan, las tropas de la alianza llegaron a Veracruz en 1862 y entraron en negociaciones con el gobierno de México, los dirigentes de las misiones inglesa y española decidieron volver, pero los franceses anunciaron que ocuparían México.

Tras sufrir un revés en Puebla el 5 de mayo de 1862, los legionarios extranjeros franceses continuaron la expedición que los llevó a ocupar la Ciudad de México el 10 de junio de 1863. El gobierno de la República comenzó desde entonces un peregrinar por varios puntos del país, mientras los franceses seguían ocupando la Capital. Las tropas francesas comenzaron a retirarse a partir de 1866, ante la inminencia de una guerra entre Francia y Prusia y la derrota de los confederados en la guerra de secesión estadounidense en 1865.

Tlatlauquitepec participó en estos hechos históricos y quien tuvo la responsabilidad de atajar y detener el avance de los legionarios por algunos días para también perseguirlos hasta los fuertes y ser el ataque en la retaguardia enemiga para evitar su huida en la batalla del 5 de Mayo fue el Coronel Andres Mirón. Días antes de la fecha que sería símbolo de orgullo para el país, detuvo el avance de algunas compañías francesas que pretendian atacar el cuartel del General Zaragoza en los fuertes de Loreto y Guadalupe por dos flancos y asi rendir al poco personal militar y civil que se encontraba esperando el ataque frances que pretendían asediar Puebla, pero lo que no consideraron los legionarios es que el Coronel Mirón fue más astuto y convocó a nuestra aguerrida gente de Xonocuatla, misma que se constituía en un Batallón Mixto que se denominaba Cazadores de la Montaña, mismo que sin fusiles, instrucción de combate y equipamiento de un soldado de la época y con tan sólo su indumentaria de manta, huaraches y una filosa guaparra o mache de hoja larga que portaban en la espalda o cintura, sorprendieron en repetidas emboscadas el avance enemigo para dar su golpe final evitando la huida de muchos legionarios aquel 5 de Mayo.

PUBLICIDAD

Cuando el Coronel Andrés Mirón recibe la orden de formar una unidad de combate con gente civil no duda en convocar a la gente de Xonocuautla y alrededores, gente muy valiente y así establecer las estrategias para retener el avance enemigo por unos días para dar tiempo al General Zaragoza de llamar a la batalla a la gente de toda la región del lado de Zacapoaxtla, Xochiapulco, Zautla y más poblados de la sierra norte; Zacapoaxtla fue el punto de reunión para tal efecto.

Sin la participación e iniciativa del tlatlauquense Andrés Mirón, la victoria del 5 de mayo pudo ser otra derrota, no cambió el rumbo de la historia, los franceses continuaron algunos años más batallando contra muchos mexicanos que no estaban dispuestos a repetir la historia con gobiernos monárquicos. Los héroes de aquella lucha, demostraron a un país poderoso que México tiene hijos dispuestos a morir en aras de su libertad, que Puebla no es fácil de tomar y que Tlatlauquitepec y la sierra tiene valientes hombres y mujeres que defenderán su nación ante cualquier amenaza.

Anuncios

Comentarios

Comentarios