Compartir

Lamentablemente la ola de inseguridad, violencia y feminicidios se están apoderando rápidamente de la sierra norte y nororiente poblana, la autoridad manifiesta con estadísticas la baja en los índices delictivos, la población en general manifiesta lo contrario, un incremento desmedido.

Las calles que antes lucían con lonas publicitarias sobre productos y/o servicios, hoy muestran lonas con frases como “vecinos vigilantes”, acompañadas incluso con alguna reseña de que le sucederá a quien sea sorprendido delinquiendo.

El día de ayer en el municipio de Zacapoaxtla fue encontrado el cuerpo mancillado de una profesora, lamentablemente ella es la número 90 en la cuenta de feminicidios en Puebla.

Desde ayer y durante el día de hoy, familiares, amigos y vecinos de la Mtra. Patricia cerraron el paso de la carretera que pasa justo a unos cuantos metros del lugar donde fue encontrada sin vida, exigen justicia, solo eso, a ellos no les interesa otra cosa, su reclamo es legítimo.

Hace unos minutos, cientos de mujeres, hombres y niños, marcharon en la plaza de armas del municipio antes citado, la unidad de un pueblo en torno a sus mujeres, el grito unisono de “Disculpen las molestias, nos están asesinando” hizo cimbrar el corazón de todos los presentes; exigen la pronta acción de la justicia y seguridad para trabajar, divertirse y estudiar sin temor.

Ni una más, es la exigencia de un pueblo, de un estado y de un país.

Comentarios

Comentarios