Compartir

Tlatlauquitepec además de ser uno de los municipios pertenecientes a los 9 pueblos mágicos del estado de Puebla, por como lo mencioné en mi primera columna: sus bellezas naturales, arquitectónicas, su historia y sin duda la calidez de muchas personas, es uno de los municipios donde también existen una diversidad de problemáticas sociales que vale la pena mencionar.

Con base en datos publicados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) para el año 2010 en el municipio habitaban alrededor de 51495 personas, a la fecha es claro que ese número se ha incrementado, no obstante estos son los últimos datos oficiales que se tienen, de las cuales 35480 vivían en condiciones de pobreza equivalente al 68.9% total de la población, a su vez el 19% equivalente a 9784 habitantes se encuentran en condiciones de pobreza extrema, lo que nos deja como resultado que solo el 12.1% de la población no se encuentra en esos rubros, sin embargo, no significa que los que se encuentran en este rango tengan una calidad de vida extraordinaria, simplemente no carecen de lo más básico.

PUBLICIDAD

Aunado a esto, en cuestiones de marginación el mismo CONEVAL clasifica a Tlatlauquitepec en un alto grado, además de poner en un grado muy alto a la mayoría de las comunidades principalmente a las más alejadas y a excepción del centro y comunidades vecinas, para identificar estas cuestiones, se mide básicamente el rezago educativo, los servicios de salud, la seguridad social, la calidad en los espacios de vivienda y el acceso a la alimentación, tristemente también se encuentra entre los municipios con mayor desigualdad en la distribución del ingreso, lo que quiere decir que los ricos se vuelven más ricos y que los pobres como es de esperarse son cada vez más pobres.

Afortunadamente todavía queda el optimismo y las buenas intenciones de muchos tlatlauquenses, incluso lo que menos tienen, que apoyan sin recibir ni esperar nada a cambio y eso es precisamente lo que nos caracteriza, como el grupo de jóvenes que tuvieron la iniciativa de organizarse en primer lugar para donar a las comunidades más necesitadas lo que para ellos ya no era necesario pero que aún puede servirle a alguien más y ahora con un gran esfuerzo y dedicación  reciben y esperan apoyo de más gente que quiera unirse a la causa para que  cada vez haya un mayor número de beneficiados, se hacen llamar “Ayuda de esperanza” y cuentan con una página en Facebook, en donde podrán encontrar toda la información necesaria como los lugares donde pueden hacer sus donaciones y los números de teléfono para mayores informes.

Asimismo otro grupo de jóvenes constituidos legalmente como “Voluntad con Sentido” tienen como principal objetivo mejorar la situación social de la región, buscando mejores condiciones para todos, teniendo como principios fundamentales la cooperación, el respeto, la fraternidad, la honestidad y la justicia. De igual manera cuentan con una página en Facebook y un video para que puedas conocer mejor a sus integrantes, sus objetivos, sus estrategias y demás información para quienes quieran unirse a su noble causa.  

Hoy pido la palabra para decir que me siento satisfecho y motivado de ver a tantos jóvenes interesados por nuestra región que tanto nos necesita, si bien, ésta no es la solución definitiva, sí es una gran iniciativa y que sin duda está impactando con resultados positivos en mucha gente que de verdad lo necesita, es predicar con el ejemplo y demostrar a nuestros gobernantes sobre hacer caso a las diversas y verdaderas necesidades que existen en el municipio, a apoyar a los grupos más vulnerables, a los niños sin acceso a la educación, a las madres solteras y a todo aquel que lo requiera, hoy necesitamos mayores oportunidades y menos obras faraónicas que no tienen beneficio para la mayoría de los poblanos como ha estado sucediendo en los últimos años.   

Comentarios

Comentarios