Compartir

Gobernar dará experiencia y mando, pero no siempre autoridad ni respeto.

El gobernador Pacheco Pulido lo sabe bien. 

 Sabe también de  la autoridad moral y el respeto que, las clases políticas y muchos ciudadanos le reconocemos.

PUBLICIDAD

Ningún partido político vigente le negó su voto.  Todos lo hicieron conscientes de que es el indicado para evitar que esta inestabilidad política se convierta en costumbre y condición de largo plazo como sucedió allá entre los 60s y 70s

 

Pacheco Pulido, estoy seguro, entiende que su intervención en la historia poblana deberá estar guiada por el valor de la pertinencia política. No será instrumento de la circunstancia, ni peon que solo labre terrenos.

 

Administrará con inteligencia los compromisos con el bloque que lo propuso, promovió y aseguró su llegada, a quienes de entrada ya los reubicó en la antesala de la política seria, responsable y organizada. Los de MORENA deberían entenderlo y aprovecharlo.

 

Pero su principal compromiso está en construir de inmediato nuevas condiciones sociales y políticas  con un gobierno plural que elimine las divisiones de ahora.

 

No pretende enseñar a leer la Biblio a un Rabino Doctorado.  Solo creo en lo que Don Guillermo puede darnos y necesitamos y que, en tan solo una semana ya nos dio: Estabilidad política y caminos de concordia.

 

No es fácil gobernar en tiempos de una transición tan especial en un periodo corto que no merece un gobierno efímero  entrampado en una campaña electoral.

 

Me preocupa una gobernanza eficiente cuando ya la balanza política se ha inclinado y augura, aún sin conocer a los candidatos al Gobierno, una migración de electores al partido que Gobierna la nación.

 

Unos lo hacen con la tradicional intención de los políticos que quieren estar siempre adentro. Otros movidos por la esperanza de un cambio radical en las situaciones en que viven, la mayoría por una inercia que siempre lleva a los campeones y el fenómeno atrae también a los FRENTISTAS ahora en el espejo de su disolución.

 

En tan solo una semana, la elección se aclara, nos indica que en los próximos 6 años, transitaremos de lleno en la 4a. transformación nacional.

 

Me duele también, que el liderazgo nacional del Pan, haya decidido abandonar la plaza. A Marko Cortés y  a los panistas de cepa, les interesó recuperar su partido, sepultar al morenovallismo  y echarle la culpa a los PANISTAS y  FRENTISTAS poblanos de la catástrofe que se avecina.

 

De la macro coalición del 2010 a la del 2018, solo quedan los recuerdos.  

 

PAN irá solo hacia la derrota. Perdidos y huérfanos, los micro partidos PRD, PANAL, COMPROMISO POR PUEBLA ,PACTO SOCIAL DE INTEGRACION Y MOVIMIENTO CIUDADANO van sumidos en una depresión provocada por la ausencia del partido líder y viaticando en una orfandad más que visible y sin un candidato competitivo.

 

En medio, PRI y VERDE ECOLOGISTA  han iniciado su camino hacia MORENA en una alianza no formal que ya ha dado votos a la coalición Juntos Haremos Historia.  En la nación, el PRI Y EL VERDE le dieron los votos que le faltaban al Presidente Lopez Obrador para sus modificaciones constitucionales y en Puebla, los votos para su candidato a gobernador interino.

 

Y en MORENA una decisión que se mueve entre el espejismo de la última elección con BARBOSA  y la dinámica cabalgata, segura, firme y ya con mucha adhesión del caballo negro de apellido ARMENTA que sabe bien que caballo que alcanza.gana!

 

Por ahí van las cosas. El  que tenga ojosque vea!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios