Compartir

Quienes son  políticos, serios o advenedizos, y buscan llegar a un puesto de gobierno o de representación popular, deben recordar, al menos en lo más intimo de su conciencia, que primero deben aceptar que serán servidores del pueblo.  Ese objetivo debería marcar sus estrategias para llegar a esos cargos.

En la vida real, está comprobado por los hechos, es muy difícil encontrar a un ciudadano o ciudadana que busquen servir.  Dadas la múltiples evidencias de corrupción e impunidad, solo se puede desprender de la realidad, que buscan un beneficio personal.

Así lo demuestras también, por ejemplo, los presidentes municipales que no entienden que su patrón es el pueblo, que lo haya votado o no.  Se olvidan del origen de su encomienda y por lo mismo del destino de esta.

PUBLICIDAD

Mandan, en lugar de obedecer, o aprender a obedecer.

Es difícil lograr este ideal, porque, para empezar lo primero que cortan las autoridades, es el dialogo con quien los eligió, para no tener, remordimientos de conciencia. Es tal el olvido que hasta se enojan si el pueblo no acepta lo que ordenan y ocupan la fuerza pública para hacerlos obedecer.  Confunden el interés de los gobernantes, con el interés de la comunidad.

Pero, hay algo peor que eso, ganan salarios elevadísimos, que nunca, un trabajador de la maquila teziuteca, ganaría.  Y eso, dice mucho de la calidad de quienes dirigen un ayuntamiento.

LOS ROJOS, LOS VERDES, LOS AMARILLOS, ETC. ETC.

No me sorprendió saber que en un intento de cabildo, algunos miembros del Ayuntamiento, que con su conducta le quitan lo Honorable, pretendieron aumentarse sus salarios. De 20 a 40 mil al mes, usted que me lee, no lo gana, yo tampoco. Pero eso no es importante.  Lo importante es el olvido del servicio a la sociedad.

Es cierto que la sagrada escritura dice que “quien del altar sirve, del altar come”, pero también deberían entender que quienes aportan el dinero, con esos salarios no comen, es más hasta sin esos elevados salarios no comerían de todas maneras.

¿Por qué los servidores del pueblo tienen que ganar elevadísimos salarios?

Primero porque no hay leyes que limiten ese apetito voraz, inmoral a todas luces.  La Constitución Mexicana establece que “ en cuanto al manejo de su hacienda pública, los ayuntamientos son autónomos” y de ahí pal’ real.  No hay autoridad que pueda, legal o ilegalmente, poder señalarles como manejarse en cuanto a como se gastan o apropian el dinero del pueblo.

Las leyes de Hacienda pública municipal, o las de ingresos o egresos, son tan generales que, no incluyen nada serio de sueldos a los servidores llamados Presidentes municipales, regidores o síndicos.  Solo dicen que para el pago de sueldos un ayuntamiento no podría gastar mas de la mitad de su presupuesto propio.

Y pos ya ve, algunos regidores y regidoras teziutecas, se fueron por la libre, se auto aumentaron los salarios, lo que debo decir sería legal, pero no moral.  No procederán esos aumentos, porque, al ausentarse el presidente y el secretario general, no habría testimonio legal para hacerlos efectivos.

Pero se manchan.  No niego que si trabajaran, pudieran ganárselo.  Pero tampoco, podemos ignorar que los que les pagamos, hacemos sacrificios para pagar nuestros impuestos y derechos y la mayoría de ciudadanos en este municipio ni de broma, ganaríamos esos salarios de 40 mil pesos mensuales.

LOS AZULES

Bien, ehhh,  inteligentes, se retiraron, otros no fueron.   Si fue una trampa del talento del presidente municipal Toño Vázquez, le salió bien.  Si fue una trampa de los regidores que están molestos con el presidente, porque eso también es obvio, pues les falló.

Los azules los han expuesto a la crítica ciudadana y hay que reconocerlo, este episodio lo ganan los azules.

En descargo de mi conciencia, debo reiterar que, no me parece justo ese aumento.  Solo eso. Sé que no prosperará pero el puro intento, de verdad, respetables regidoras, regidores, no les favorece una crítica positiva.

Anuncios

Comentarios

Comentarios