Compartir

“Maj amo poluiu nochi ten tikchiua mojmosta, totoixmatilis uan totoixneltokalis”

Vivimos en un país de muchas riquezas, nos hacen sentir orgullosos sus paisajes, comenzando por las grandes cordilleras que pasan por la Selva Lacandona, sus bosques, las inmensas Barrancas del Cobre hasta el desierto de Coahuila. Recorremos kilómetros de ríos, lagos y dos inmensos mares; nos sentimos orgullosos de sus múltiples sabores con la gran cultura gastronómica que cada rincón del país nos ofrece.

La gran historia que nos antecede como país nos hace valorar cada logro como mexicanos, pero lo que más nos une y de lo que más debemos sentirnos orgullosos es de su gente, entre ellos, las comunidades indígenas. 

PUBLICIDAD

Este 9 de agosto, en México y varios países del mundo, conmemoramos el Día Internacional de los Pueblos Indígenas por decreto de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dando el enorme valor y reconocimiento que ellos representan. 

De acuerdo a datos de la misma ONU, a nivel mundial, en cerca de 90 países existen más de 5 mil grupos indígenas que en total hablan aproximadamente 7 mil lenguas distintas. A nivel poblacional representan cerca de 370 millones de personas, es decir, un poco más del 5 por ciento de la población mundial, pero dolorosamente son el 15 por ciento de los más pobres del planeta.[1]

En nuestro país habitan cerca de 68 pueblos indígenas que representan más de 11 millones de habitantes.

Los pueblos indígenas son la enorme cultura y diversidad de cada una de las naciones, sin embargo, la mayoría de ellos se encuentran en situación de vulnerabilidad y exclusión; muchos de ellos, continúan con la enorme lucha por el reconocimiento de sus tradiciones, identidad y cultura. 

En el año 2007 en la Asamblea General de la ONU se adoptó la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas como una herramienta para la protección de sus garantías. 

Este documento, debe servir para generar conciencia entre todos las y los mexicanos. Cooperemos, construyamos una sociedad más inclusiva, y aportemos soluciones para los problemas que enfrentan las comunidades indígenas en temas de derechos humanos, educación, salud y desarrollo. 

Conmemorar el Día Internacional de los Pueblos Indígenas debe traducirse en acciones y políticas públicas que preserven y otorguen el valor que merecen las artesanías mexicanas, pues forman parte de la herencia cultural, la que se define como el origen de todas las formas del arte, y es la esencia de nosotros, además del sustento de muchas familias mexicanas. Y algo maravilloso, conjunta las técnicas culturales desde la perspectiva histórica, antropológica, étnica, estética y social.

Puebla está caracterizada por la gran diversidad cultural y lingüística de varias etnias, entre ellas: Náhuatl, Totonacos, Tepehuas, Otomí, Mixtecos, Ngiwa y Mazatecos; a ellos, nuestro agradecimiento por hacer de Puebla un Estado lleno de grandeza cultural que nos hace sentir orgullosos. 

Anuncios

Comentarios

Comentarios