Compartir

Un policía perteneciente a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Puebla recibió una medalla luego de que regaló unas sandalias a un niño que estaba en el Centro Histórico de la capital poblana.

El policía le compró unas sandalias al niño, quien caminaba por la calle 16 de septiembre de Puebla con unas que ya estaban muy gastadas.

PUBLICIDAD

El agente, perteneciente a la Policía Estatal Turística de Puebla, dijo que al ver las sandalias del niño le pidió a su mamá que lo esperaran mientras iba a una zapatería cercana para comprar unas nuevas para regalarlas al menor.

El policía indicó que para él la sonrisa del niño fue la mayor gratitud que pudo recibir a cambio de las sandalias.

Compré las chanclas y le digo a su mamá si me permite ponerle los huarachitos nuevos. Mi mayor gratitud fue la carita del pequeño feliz porque le gustó el regalo.

Comentarios

Comentarios