Compartir

En México es muy apreciada la figura de los abuelos, es muy respetada y bien querida. En Tlatlauqui los abuelitos son sinónimo de muchas cosas, son aquellos consentidores, cómplices de muchas travesuras de los nietos y referente para saber lo que en el pasado sucedió, son en muchos casos la máxima autoridad en el hogar y no es para menos, son experiencia y sabiduría.

Quién no recuerda aquellas historias y leyendas contadas por ellos en días lluviosos y nublados, nos platican sobre la llorona y fantasmas, los trenes, la música de antes, el cerro cabezón, y de las ánimas, los buenos consejos provienen de ellos, sus regaños se convierten en un dulce cuando ven las lágrimas de los nietos, quién no disfruta de los guisados de la abue, el chocolatito caliente con bolillo remojado en jarro, quién no jugó a leer el periódico con el abuelo o a tejer con la abuelita.

Sin duda los “agüelos” son un regalo de Dios para sus ángeles más pequeños. ¡Muchísimas felicidades hoy en su día!

Comentarios

PUBLICIDAD

Comentarios