Compartir

Fue en el mes de Noviembre del 2012 cuando el entonces gobernador Rafael Moreno Valle acompañado del subsecretario de turismo federal entregaron al presidente municipal en turno el nombramiento de pueblo mágico a Tlatlauquitepec, en aquella ocasión, el gobernador resaltó que aunque se entregaba el nombramiento en la administración municipal 2011-2014 a cargo de Porfirio Loeza Aguilar, la inquietud estaba desde la administración 2002-2005 que encabezó Ángel Guerrero Herrera, quien fungía como diputado local al momento de entregar el nombramiento.

Fue el subsecretario quien informó a los asistentes que anualmente Tlatlauquitepec recibiría 10 millones de pesos por parte del programa pueblos mágicos, recurso que se divide para mejorar diversas áreas municipales como obra pública, seguridad, turismo etc. En teoría todo sería miel sobre hojuelas para los tlatlauquenses, pero sólo en teoría.

PUBLICIDAD

Resultado de imagen para pueblo magico tlatlauquitepec moreno valleSe inició la obra de cambio de imagen urbana para el centro municipal, obra que tardó muchísimos meses y desde un principio generó problemas para los comerciantes del centro, varios comercios tuvieron que cerrar o buscar otro lugar en la pequeña cabecera, algunos emigraron para Zaragoza y Atempan, otros más, observando el desastre económico propiciado por la obra se opusieron al avance de la misma por sus calles, permitirlo era seguir el rumbo de los comerciantes del centro, cerrar.

La obra estaba destinada a ser ejecutada en tres fases, la primera se entregó, piso irregular en el parque, el sistema de drenaje no funcionaba bien y se generaban encharcamientos, en los tiempos de calor emanaba un hedor a caño insoportable, algunos jocosos referían que el olor era porque en el día era la magia blanca la que se percibía, pero por las noches olía feo por la magia negra.

En teoría el sistema de cableado eléctrico sería subterráneo en el primer cuadro, los registros y tubería allí están, vacíos, sin servicio, pero están, tristemente la segunda y tercera fase nunca se realizaron, ni la administración de Loeza ni la de Ángel presionaron para que se terminaran las fases faltantes o de mínimo se arreglaran los problemas que presentaba la primera fase y que correspondía solucionar a la empresa constructora, no al erario municipal.

Resultado de imagen para parque tlatlauquitepecLas comunidades fueron motivadas en aquel entonces, se les decía que caminarían centenares de turistas por ellas, que serían testigos y beneficiarios directos de la derrama económica, que las cosas cambiarían para ellos y sus bolsillos, nada más alejado de la realidad que hoy siguen viviendo, por supuesto que hay turismo, pero es gracias a los prestadores de servicios turísticos, ellos luchan, invierten y siguen innovando para hacer de Tlatlauquitepec un centro turístico, con muchísimas carencias en infraestructura, pero hacen lo que pueden y generan fuentes de empleo.

Del gobierno municipal actual y el anterior se observa una total indiferencia hacia el rubro turístico, no se sabe en donde han aplicado los 10 millones anuales que refirió aquel subsecretario que entregó el nombramiento, el próximo mes de Noviembre se cumplen 6 años con el título, lo que bien nos indica que, serían entre 50 y 60 millones de pesos recibidos tan sólo del programa pueblos mágicos y no se ve un cambio que haga de nuestro municipio la punta de la lanza del distrito del cual es cabecera.

Comentarios

Comentarios